Blog

Malos habitos

No permitas que los malos hábitos  afecten tus decisiones

“Cultiva solo aquellos hábitos que quisieras que dominaran tu vida.” – Elbert Hubbard

Al iniciar este 2015, es posible que te hayas planteado muchos propósitos (algunos más factibles de cumplirse que otros) y para realizarlos, deberás reconsiderar si los hábitos que tienes actualmente, serán la llave adecuada para llegar a aquellas metas que te propusiste.

Los hábitos se convierten en la llave que abre la cerradura de las puertas del éxito o del fracaso en nuestras vidas.” Cecilia Durán – Revista Forbes

Comencemos por recordar qué son los hábitos: son actividades que, a fuerza de repetirlas varias veces en forma rutinaria, se vuelven acciones automáticas, es decir, son acciones que llevamos a cabo casi sin pensar y en ocasiones casi sin esforzarnos, y que forman parte de nuestra cotidianidad.

Pero hay que tener cuidado: Los hábitos, así como pueden ser catapultas que trabajan a nuestro favor, pueden volverse en nuestra contra. Los malos hábitos influencian directamente la forma en la que tomamos decisiones, pero al estar tan acostumbrados, simplemente no lo notamos.

¿Qué nos lleva a tomar malas decisiones?

Esta misma pregunta se la plantearon Jack Zenger y Joseph Folkman, consultores en liderazgo. Los cuales después de realizar varios estudios, llegaron a la misma conclusión: las malas costumbres nos conducen a tomar malas decisiones.

Al mismo tiempo descubrieron que hay nueve malos hábitos que engendran malas decisiones. Toma nota:

  • Flojera: referida al mal hábito de no corroborar la información recibida, no verificar los datos sobre los que se sustentan ciertas hipótesis o la negación a recolectar mayores evidencias para sustentar una decisión. Este tipo de flojera inhibe la iniciativa y bloquea la posibilidad de encontrar soluciones.
  • Falta de previsión: siempre hay que tener la vista hacia el futuro, si no se logra anticiparse a las circunstancias (ya sean positivas o negativas) dejará de lado ventanas de oportunidad o caerá en baches que pudieron ser evitados con un buen pronóstico.
  • Decidía: el titubeo permanente inhibe el progreso; llega un momento en el que después del análisis y la evaluación hay que elegir el rumbo. Si el proceso para tomar decisiones toma más tiempo del debido, las oportunidades se desvanecen en el horizonte.
  • No pasar la página: tener la mirada fija en tiempos anteriores nos lleva a asumir cosas que no se sustentan en la verdad porque ya no son vigentes.
  • No tener pensamiento estratégico: si no se tiene en cuenta el rumbo para conseguir las metas, la toma de decisiones se convierte en un juego de azar.
  • La dependencia: no hay nada peor que ser dependiente de algo o alguien. No esperes permanentemente una aprobación, pues estarás engendrando malas decisiones.
  • El aislamiento: el trabajo en equipo es primordial. No construyas una barrera de protección.
  • Falta de actualización: no hay persona, por brillante que sea, que no necesite actualización. Ésta conlleva al reto de afrontarse a la toma de decisiones.
  • Falta de comunicación: es otro mal hábito que lleva a la mala toma de decisiones. Un líder tiene que comunicar el qué, cómo, dónde y con cuánto pretende llevar a cabo sus proyectos.

Estos son un  cultivo de malos hábitos lleva a gente talentosa a tomar malas decisiones. Es cierto, el camino para la adecuada toma de decisiones no siempre es el más fácil; los malos hábitos son esas piedras que nos impiden conducir adecuadamente y llegar a la meta.

¿Te identificaste con alguno de ellos?  Si contestaste que sí, te retamos a encontrar la solución para no caer en el circulo vicioso que los malos hábitos traen consigo, esto, en una próxima entrada de nuestro blog.

 

 

Vía forbes

Author Details


Angie Bell

Related Posts


14 octubre, 2015

6 hábitos de oficina que arruinan tu salud

Al pasar casi la mitad (o más) en la oficina, es probable que adoptemos hábitos poco saludables: comer mal, movernos poco, angustiarnos mucho… ¿Es posible revertir esta tendencia? Claro que sí. Si bien hay algunas cosas que no podemos evitar –como estresarnos de vez en cuando–, hay muchas otras que podemos dejar de hacer para asegurar que nuestra jornada laboral

29 septiembre, 2015

Dejar de tomar café

¿Dejar o no dejar el café? El pasado 29 de septiembre se celebró el Día Nacional del Café, ésta bebida es una de las más populares alrededor del mundo, sin embargo su consumo puede traer algunos problemas debido a sus componentes. ¿Quieres dejar de tomar café? Antes de hacerlo debes saber que dejar el café