7 consejos para no cometer errores al elegir una mascota

17

 

¿En búsqueda de una mascota? No cometas errores que pueden perjudicar al animalito.

 

Una mascota sin duda se convierte en una compañía y en un pilar emocional muy importante, pero cuando queremos adoptar/comprar una, debemos ver más allá de la raza y tamaño.

 

La Fundación Affinity publicó un estudio sobre los criterios que utilizamos a la hora de escoger un perro, con consejos para valorar criterios importantes como nuestro estilo de vida, las condiciones económicas y las necesidades del animal.

 

Relacionado con: Apps para ti y tus mascotas

 

La primera de las conclusiones que sacan los autores del informe es que los motivos emocionales ocupan cinco de las diez primeras razones para tener un perro:

 

“Elegimos a nuestros perros con la razón, mucho con el corazón, pero dejamos al margen aspectos clave para la convivencia futura”, explica Isabel Buil, portavoz de la Fundación Affinity.

 

“Factores como qué actividades realizo fuera de casa o el tiempo que puedo destinarle, no los tenemos tanto en cuenta como el tamaño, la raza o el amor a primera vista”, advierte.

 

“No podemos ser impulsivos al incorporar un nuevo miembro a la familia que tendrá sus necesidades y al que tendremos que dedicarle tiempo”, explica la etóloga, que nos da los siguientes consejos a la hora de elegir a nuestro perro:

 

Analizar nuestro estilo de vida. Se recomienda pensar cuánto tiempo pasamos en casa y si vamos a tener una o dos horas para pasearlo.

 

  • Pensar qué actividad hacer con él. Reflexionar sobre si quieren jugar con él, pasearlo “o estar en casa leyendo y que les haga compañía”. La idea es saber si el perro va a encajar en nuestras actividades diarias.

 

  • Los gastos que conlleva. Hay que tener en cuenta que una mascota implica gastos, pues hay que llevarlo al veterinario, censarlo, ponerle un chip y esterilizarlo y todo eso conlleva “unos gastos” que hay que asumir.

 

  • Compensar los espacios. Es decir, debemos tener en cuenta dónde vivimos, el tamaño de nuestra casa. La etóloga cree que se puede tener un perro grande viviendo en un piso pequeño sin espacio exterior, pero pide “compensarlo con más salidas a la calle” en ese caso. “El espacio es importante”, indica.

 

  • Invertir en su educación. Se recomienda acudir a educadores caninos o etólogos a la hora de educar al perro. Se debe educar, decirle dónde hacer las necesidades, qué puede o no puede tocar en casa, etc. La ayuda de un profesional nunca está de más.

 

  • Pensar en nuestras vacaciones. Muchas veces incorporamos al animal y no pensamos en que nos vamos de vacaciones. Hay opciones para poder dejar a nuestra mascota el tiempo en que no estemos en casa, ya sean familiares, residencias caninas o profesionales caninos.

 

  • Atender también a la emoción. Pese a todos los consejos anteriores, también es importante la parte emocional, porque gracias a eso, habrá conexión con el animal.

 

 

Vía El Huffington Post