Cansancio Mental

 

La fatiga no es un aspecto exclusivamente físico, puede ser mental y resulta aún más peligroso, te invitamos a leer sobre este padecimiento que parece afectar cada día a  más personas.

 

Una mente fatigada provoca dispersión, ¿te ha pasado que no sabes ni en qué día vives? puedes tener cansancio mental.

 

16

 

Nuestra mente es maravillosa: ideas, pensamientos, planes, sueños, recordatorios, entre muchas otras actividades mentales salen de nuestras cabezas. Cuando estás inspirad@, la mente te revitaliza y genera pensamientos creativos, lamentablemente, este proceso de creatividad no dura demasiado: la mayor parte del tiempo tenemos una actividad mental estéril y agotadora.

 

Pero, ¿qué es lo que realmente nos agota mentalmente? a continuación la lista:

 

  • No te atormentes con tiempos verbales condicionales

 

Es decir, “Si hubiera echo tal cosa, estaría mejor”, o “Si me hubiera atrevido, tendría más dinero”, no vale la pena sufrir por ese tipo de pensamientos, ¿vas a poder cambiar algo pensando así?, la respuesta es no. Genera razonamientos positivos, éstos harán revitalizar a tu mente.

 

  • Cuando planifiques, no te excedas

 

Solemos planear TODO, y la verdad es que resulta un excelente hábito para organizar nuestro tiempo, sin embargo, podría dañar tu mente, pues al aferrarnos a un plan, queremos que la realidad se amolde a lo que nosotros deseamos, y al forzar, nuestra mente se cansa.

 

  • Siempre en movimiento

 

La mente es igual que nuestro cuerpo, debemos ejercitarla con pensamientos creativos y positivos, siempre debe estar en movimiento. No te detengas a darle mil vueltas al mismo asunto, nuestra mente se agota más con esta actividad que con pensamientos inspiradores.

 

  •  Haz un alto

 

Con cientos de cosas en la cabeza, ¿cuándo realmente nuestra mente se relaja? ¡ni cuando dormimos! La idea es que cultives espacios internos de silencio y tranquilidad, si tienes la oportunidad medita, borra de tu mente de reflexiones innecesarias. Renuévate.

 

 

Fuente Vía elpais.com